Valkirias y Enanos (Historia)

Autora: Brenna La Anjana

Ilustrador  : Chechu Nieto

El entrenamiento diario comenzaba temprano.  Desde aquel vergonzoso suceso con el Byakhee  , las guerreras además de cultivar las artes de la guerra  habían comenzado a  trabajar técnicas mentales que pudieran valer de contraataque ante otra posible hipnosis.
 
Aquella mañana Brenna había sido llamada por Odin a una reunión de suma urgencia y las demás llevaban horas lanzado hachas, lanzas y flechas  por el  campo de prácticas.  Iban a comenzar los combates cuerpo a cuerpo cuando  vieron acercarse a  su jefa con caminar taciturno.
 
- No tienes buena cara Bren - Thorey se acercó  a Ella - ¿ Malas Noticias ?.
 
- No muy buenas -  Los Enanos han retado a nuestro debilitado padre .
 
- Enanos - Masculló Sigrum  escupiendo al suelo.
 
- Si,  enanos con armas mágicas . Todo un reto hermanas.  Tenemos que trazar un plan de defensa y tengo la impresión de que no nos queda mucho tiempo para ello.
 
- ¿ Cuales son sus debilidades? -  Preguntó Thorey
 
- La luz intensa  - contestaron  a la vez las demás.
 
Organizar la defensa de Asgard  no era tarea fácil. Los siguientes días las guerreras  ordenaron confeccionar potentes fuentes de luz que colocaron en lugares estratégicos , sin saber si realmente eran lo suficientemente fuertes como para mermar el poder enano.  Pero todo sería de ayuda en el caso de que la ciudad sufriera un ataque.  
 
A las idas y venidas les seguían las reuniones con los guerreros. Las Valkirias eran buenas estrategas , eso era por todos sabido, pero aún así desde el incidente con el bicho habían perdido mucha credibilidad antes los demás dioses .  Iba a ser difícil  que acatasen ordenes sin más e incluso Brenna  esperaba que alguno  tomase decisiones por su cuenta.  La mayor debilidad de los nórdicos era en aquel momento la arrogancia herida de  los vencidos.
 
- Nosotras estaremos  separadas. Quiero a  Yvette conmigo en la puerta , a Thorey  con Haradl  y a Sigrum vigilando a Thor y sus adeptos.  Baldur  creo que  no necesitará niñera.
 
 
Ya solo quedaba esperar  que se cumpliera la amenaza de Mótsognir.